El Objetivo

Introducción:

El “objetivo” a priori parecería que no necesita de mucha explicación, que es lo que quiero o a dónde quiero llegar con mi consulta….. y ya, pero en mi opinión, creo que no solo es importante definirlo correctamente, sino que es fundamental y se merece un apartado y un análisis minucioso.

Comúnmente con mis clientes, analizamos y llegamos a diseñar objetivos adaptados a cada uno, en este curso, para no abrirnos demasiado, vamos a valorar las situaciones más comunes en la que se encuentra un profesional y vamos a establecer como objetivos las más recurrentes.

FIJAR EL OBJETIVO

Antes de fijar objetivos es importante saber en que situación estás, para este sector solemos encontrarnos 3 posibles escenarios que pueden ser:

  1. Ya has tenido tus primeros pacientes, que han llegado por medio de conocidos o por alguna acción puntual que hayas hecho como participar en un taller, una ponencia, un artículo que hayas escrito, etc. y estas en la disyuntiva de que, para abrir un despacho, y ponerte por tu cuenta pagando un alquiler, autónomos, etc, con el boca a boca no alcanza, necesitas promocionarte.
  2. La segunda opción sería, ya estás trabajando, pero estas en ese punto donde lo llevas haciendo ya un tiempo, y quieres crecer, y necesitas de otros para ello, por ejemplo alquilando despachos a terceros o creando tu propio centro, donde tu seas dueño o dueña del local y haya otros profesionales que pasan consulta bajo tu marca y tu modelo de intervención.
  3. La tercera opción puede ser que estas igual que en el punto anterior, llevas mucho tiempo en esto a modo solitario pero te empiezas a quedar sin pacientes, y no sabes bien que pasa, has probado algunas acciones puntuales pero no ves resultado, esta situación suele deberse a dos posibles motivos, uno, te has quedado obsoleto, no te sigues formando, no haces publicidad y quizá no estás en internet con una imagen coherente, tienes que saber que estas actitudes crean desconfianza aunque tus pacientes vengan recomendados, y la posibilidad dos es que quizá cerca tuyo ya ha abierto un centro con más músculo económico en publicidad y ya están haciendo mella en tu cartera de pacientes.

Ante estas situaciones, el objetivo suele ser a priori fácil de vocalizar, quiero más pacientes.

Pero este es un mal objetivo, porque no cuantificamos, no acotamos en el tiempo y seguramente no somos realistas.

Entonces, un posible objetivo puede ser:

En 2 o 3 años, quiero estar dirigiendo mi centro y pasar consulta solo a unos 15 pacientes semanales y tener a 3 psicólogos o psicólogas en el centro con 18 a 20 pacientes cada uno.

Vamos a usar este ejemplo para nuestro curso ya que más o menos, representa el objetivo de muchos profesionales, además, el proyecto de marketing que implica este objetivo es similar a otros casos como por ejemplo, solo llenar mi agenda..